Search
  • Angel Gracia

Hitler, el Rey, los Castrados, y Yo



Pocos saben que el dictador Franco era amigo de Hitler. Y es que no era oficial pero búsquenlo en Google y verán. En la Segunda Guerra Mundial Franco inventó lo de la Division Espanola de Voluntarios más conocida como la División Azul para luchar contra la Unión Sovietica. Entre 1941 y 1943 cerca de 50.000 soldados españoles participaron en diversas batallas.

Claro si no eras voluntario te mandaban a matar. La palabra que se usaba era “falangista” en vez de nazi o facista.

Y que tengo yo que ver en todo esto? Bueno aunque yo no aparecí en la lista negra de los que no querían participar porque apenas tenia 6 aña, mi padre y mi tío sí estaban en la lista y ellos ni siquiera hacían nada en contra el gobierno. Este episodio de mi infancia se me había olvidado pero creo que es bueno recordarlo.

A medida que el ejercito de Franco iba liberando a los pueblos de los rusos, hacían un desfile impresionante para que todos los viéramos. La banda del pueblo junto con el alcalde y la guardia civil, tiraban cuetes (cañonazos) y nos impresionaban a todos. Recuerdo estar en Luceni, mi pueblo natal y ver el desfile como si fuera hoy. En medio de mi inocencia de niño de 6 anos envidiaba a mis dos primitos que de pronto aparecieron en el desfile con uniformes y rifles de madera. Lejos de darme cuenta de como le lavaban el cerebro a la gente desde la infancia, yo lo que quería era verme tan elegante como ellos. Con los años me fuí dando cuenta que mi tío Manuel no tenía otra opción más que enlistarse en la División Azul y pretender que también apoyaba a Franco, Hitler y Musolini, sino lo hubieran matado. El pobre hombre no había hecho nada en contra del Gobierno de Franco, trabajaba en la fabrica de azúcar y tenía que proteger a sus hijos. Así que terminó en el desfile. Seguramente la mayoría de los otros “voluntarios” tambien sufrieron la misma suerte.

Como útima anécdota militar, un par de años más tarde recuerdo al hijo del rey Juan Carlos (padre del rey de ahora) pegando saltos y armando escándalos en el Paseo de la Independencia de Zaragoza. Seguramente estaba borracho. Andaba vestido de militar haciendo estupideces, por ejemplo le daba patadas en el trasero a las chicas que pasaban por el paseo y también se daba unas vuelticas por la calle de las prostitutas, la calle Veronica. Claro esto último lo veíamos de lejos porque a nosotros nos tenían prohibido pasar por ahí. El era estudiante de esa Escuela General Militar que era donde yo tomaba el tranvía. Supongo que no le hacían falta guardaespaldas porque vivíamos en una una dictadura controlada, un sistema policíaco donde había dos guardias con rifle por cuadra. Y además el principito hacia sus gracias frente a la escuela militar donde supongo que estaba bien protegido.

El otro uniforme que nos tenía aplastados era el de los curas. Nos peleamos con un de ellos cuando yo apenas tenía 8 anos y mi hermano 10. Los curas tenían regla y una correa para pegarte en el colegio. Por cualquier cosa también te daban una bofetada. Un día a mi hermano le preguntaron algo en clase y como él no supo la respuesta, el cura le dió dos bofetadas. Justo en ese momento yo me había sacado un zapato porque el tacón de goma se me había roto. Los clavos quedaban al aire. Yo trataba de ajustar el pedacito de tacón cuando ví lo que hizo el cura y lo amenacé gritando: “O deja a mi hermano ó…”en ese instante le volvió a pegar y los dos le caímos a patadas. Yo le clavé los clavos en las espinillas. Esa fue una pelea fea que demuestra hasta que punto estábamos saturados de todas las injusticias. Era una época muy dura y nosotros nos defendíamos mutuamente . No recuerdo que consecuencia me trajo esa pelea en mi casa pero seguramente me cantigarían y me volverían a pegar. Nuetros padres no se enteraban de lo que ocurría a diario porque no vivíamos en el mismo pueblo donde estaba la escuela. Pero había una boleta semanal que indicaba la conducta.



A a pesar de todo lo anterior yo era muy católico. Cuando nos mudamos a Zaragoza me iba solo a la misa a las 6:00 de la mañana todos los días. Toda mi familia era católica y practicante en aquellla época. Con apenas 10 años yo hacía promesas y sacrificios así que de ahí salía eso de ir tan temprano. Yo cruzaba el río Ebro por el puente de piedra y llegaba a la iglesia de la Virgen del Pilar. Todavía esta ahí, la pueden buscar en el internet es espectacular. El mayor orgullo de la Iglesia del Pilar era el coro de niñós. “La Misa de los Infantes” era el título oficial del servicio que atraía tanta gente. Ahora se dice que castrar a los niños se acabó mucho antes. Pero en mis tiempos todos comentabamos que los niños del coro de nuestra iglesia eran castrados para mantener esas voces. Como veterinario he castrado muchos animales pero cuando era niño no me daba cuenta de lo serio que podía ser que ese grupo de muchachitos viviera dentro de la iglesia, estudiando para curas y además que estuvieran castrados. Cualquier cosa podía pasarles detrás de esas puertas.

Tengo constancia de que algunos de esos curas eran homosexuales y pedofinlos. El uniforme nuestro era de pantalones cortos y los curas aprovechaban para meterle la mano al que más les gustara. La táctica era la siguiente: ellos nos mandaban a estudiar y cuando teníamos la mirada concentrada en el libro, pasaban y le metían la mano por el pantalón a quien fuera. Ellos tenían sus favoritos. Menos mal que parece que yo era un sarrapastroso y conmigo no se metieron.

Mi vida de joven era realmente un desastre de desgracia en desgracia. Espero que esto sea entretenido para ustedes. Regresaré la próxima semana con más.

0 views
About Me

© 2023 by Going Places. Proudly created with Wix.com

  • White Facebook Icon
Join My Mailing List

My name is Angel Gracia. I'm a certified Sea Monster with over 88 years of experience in the field.

 

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now